Emisiones De Metano

Reducir las emisiones de metano supone la vía más rápida de frenar el ritmo del calentamiento global, incluso mientras descarbonizamos nuestros sistemas energéticos. Es una oportunidad que no podemos dejar pasar.

pipes

Reducir las emisiones de metano es fundamental, no solo a escala nacional, sino también a nivel mundial, donde Europa se encuentra en una posición única para liderar dicho escenario.

Ha llegado su momento

Dry and cracked riverbed

El impacto del clima sobre las personas y la naturaleza está empeorando en cada rincón del planeta. Disminuir el ritmo del calentamiento global actual ayudaría a evitar situaciones climáticas graves. Sin embargo, el tiempo se acaba y urgen soluciones.

El hecho de actuar de forma inmediata sobre las emisiones de metano tendría importantes beneficios, algo que las reducciones de dióxido de carbono no pueden proporcionar por sí solas.

El metano tiene un poder de calentamiento 80 veces superior al del dióxido de carbono durante los primeros 20 años en los que este se encuentra en la atmósfera, y cuenta con unas concentraciones atmosféricas que están aumentando mucho más rápido que en cualquier otro momento desde 1980.

Y es que, al menos el 25% del calentamiento actual está provocado por el metano procedente de la acción humana.

En la actualidad, existen soluciones para mitigar el metano, de las cuales algunas de las propuestas más rápidas y rentables se encuentran dentro del sector de los combustibles fósiles.

El papel de Europa

Como mayor importador de gas natural del mundo, Europa se encuentra en una posición privilegiada para establecer un modelo en favor de la mitigación del metano y así poder reducir las emisiones, no solo en el viejo continente, sino en el resto del mundo.

Esta realidad fue reconocida por la Unión Europea cuando congregó a más de 100 países en la firma del Compromiso Global de Metano con un objetivo en común: reducir las emisiones de metano en un 30% antes de 2030.

Para cumplir con este compromiso y alcanzar, de esta manera, sus propios objetivos climáticos para 2030, la Comisión Europea ha propuesto recientemente una normativa con el fin de reducir su huella de metano, procedente del sector energético.

Actualmente el Reglamento de la UE sobre el metano, que se encuentra en fase de estudio, puede cumplir sus objetivos si se refuerzan las iniciativas en 4 áreas clave.

Methane Emissions

Cuatro pasos para solucionar el problema del metano

1) Intensificar el control y la información

Europa debe hacer uso de las nuevas tecnologías digitales de las que dispone, con el fin de controlar las emisiones de metano. Dichas emisiones pueden ser analizadas a partir de mediciones directas, tanto dentro como fuera de sus fronteras y en consonancia con las normas de la iniciativa Oil and Gas Methane Partnership 2.0.

Adicionalmente, las nuevas tecnologías, como el satélite avanzado de seguimiento del metano, MethaneSAT, darán paso a una nueva era de información en favor de la transparencia y la responsabilidad climática.
 

2) Cubrir las fugas

La mayor parte de las emisiones de metano, tanto del petróleo como del gas, proceden de fugas persistentes. Para mitigarlas, Europa debe hacer cumplir los requisitos de detección y reparación de fugas, en línea con las mejores prácticas internacionales, y con una frecuencia suficiente para captar todas las fugas, incluidas las súper emisiones estocásticas e imprevisibles.

Satellite

3) Fin de la combustión de antorchas y su ventilación 

La combustión y la ventilación en antorchas son prácticas nocivas que consisten en quemar o liberar metano a la atmósfera.

Capturar los miles de millones de metros cúbicos de gas natural que se desperdician por venteo y combustión puede también contribuir a reducir la dependencia del petróleo y el gas ruso.

4) Limitar el metano de gas importado

La huella externa de emisiones de metano de Europa es hasta 8 veces mayor que su huella local, por lo que cualquier plan que no aborde las importaciones supone una oportunidad perdida. 

Ante esto, se propone que los legisladores adopten un objetivo vinculante sobre la intensidad de las emisiones del metano producidas durante la extracción y el transporte de gas fósil.

Oil rig